25 septiembre, 2017

Azrael

Un día un familiar del rey Salomón se presenta en palacio y solicita una audiencia con toda urgencia. Cuando el hombre llega frente al trono del rey, el monarca nota su semblante pálido, sus labios azulados, su aliento entrecortado, y pregunta: 

- ¡No tienes buen aspecto! ¿Qué te pasa? 

- ¡Es horrible! Esta mañana estaba en el mercado cuando en medio de la multitud he reconocido a Azrael, el ángel de la muerte. Cuando se ha dado cuenta de que le observaba, me ha lanzado una mirada espeluznante, llena de cólera. No sé por qué, pero está furioso conmigo. 

- Te entiendo, pero ¿qué quieres que haga? Es el ángel más poderoso de todos. 

- ¡Te lo suplico, OH gran rey! ¡Tú que eres poderoso! ¡Ayúdame! 

- Te digo que no puedo hacer nada contra él. ¿En qué modo podría ayudarte? 

- Tú que dominas los elementos, pide al mayor de todos los vientos que me lleve lejos de aquí, muy lejos, hasta la India. ¡Por mi salud y la de mi alma! 

El rey cede y ruega al más grande de todos los vientos que lleve al desdichado hasta la India, a donde llega ese mismo día. Algo más tarde el ángel Azrael, que estaba todavía en esta misma ciudad, rinde visita al Gran Rey. Este último, curioso por saber más, no puede evitar interrogar al ángel. Tras contarle lo sucedido le pregunta: 

- ¿Por qué estabas encolerizado con ese hombre? Si es una persona piadosa y devota. Pero le has asustado de tal modo que ha dejado el país precipitadamente. 

Azrael responde: 

- ¡Nada de eso! No estaba enfadado con él, no lo ha entendido. Es más bien con una inmensa sorpresa que le he mirado. En efecto, Dios me había ordenado irle a buscar porque su tiempo había llegado. Pero es en la India, mañana, donde debo tomar su vida. Por eso me he sorprendido de tal modo. Me he preguntado: “¿Cómo puede estar aquí hoy y en India mañana? Este hombre debe verdaderamente tener alas para desplazarse tan rápidamente”.


Resultado de imagen de azrael cat
Azrael (en árabe عزرائيل) es uno de los nombres que recibe el ángel de la muerte entre los judíos y musulmanes. Tiene por misión recibir las almas de los muertos y conducirlas para ser juzgadas.

Su nombre deriva del árabe Izrail (que significa "Aquél a quien Dios ayuda"), en el islam contrario a lo que piensan muchos no aparece este nombre en ninguna parte del Corán ni en ningún hadiz pero si aparece la figura del ángel de la muerte o Malak al-Mawt (ملك الموت) siendo Izraill solo un nombre atribuido sin base en la aqidah (fe islámica).

Imagen relacionada
¿Tenemos «Ángel de la Muerte los cristianos»?
La idea de un "ángel de la muerte" está presente en varias religiones. El "ángel de la muerte" es conocido como Samael, Sariel o Azrael en el judaísmo; como Malak Almawt en el Islam; como Yama o Yamaraj en el hinduismo; y como la parca o la guadaña en la ficción popular. En varias mitologías, el ángel de la muerte es imaginado como cualquier cosa, desde una figura esquelética camuflada con una hoz, a una mujer hermosa, o un niño pequeño. Aunque los detalles varían, la idea central es que un ser llega a una persona en el momento de la muerte, causando la muerte o simplemente observándola — con el propósito de luego llevar el alma de la persona a la morada de los muertos.

Este concepto del "ángel de la muerte" no se enseña en la Biblia. La Biblia no enseña que hay un ángel particular que está a cargo de la muerte o que está presente cuando una persona muere. 2 Reyes 19:35 describe a un ángel dando muerte a 185.000 asirios que habían invadido a Israel. Algunos también ven en Éxodo capítulo 12, la muerte de los primogénitos de Egipto, la obra de un ángel. Mientras que esto es posible, la Biblia en ninguna parte atribuye la muerte de los primogénitos a un ángel. En cualquier caso, mientras que la Biblia describe a ángeles causando la muerte a las órdenes del Señor, las Escrituras en ninguna parte enseñan que hay un ángel específico de la muerte.

Dios, y solo Dios, es soberano sobre el momento de nuestra muerte
. Ningún ángel o demonio en cualquier sentido podría causar nuestra muerte antes de la hora que Dios ha determinado que se realice. Según Romanos 6:23 y Apocalipsis 20:11-15, la muerte es separación, separación del alma-espíritu de nuestro cuerpo (esta es la muerte física) y, en el caso de los incrédulos, separación eterna de Dios (la muerte eterna). La muerte es algo que ocurre. La muerte no es un ángel, un demonio, una persona o cualquier otro ser. Los ángeles pueden causar la muerte y pueden estar involucrados en lo que nos ocurre después de la muerte, pero no existe tal cosa como el "ángel de la muerte".
Copia y contesta en tu cuaderno las preguntas en color rojo

  1. • ¿Por qué el hombre ha interpretado mal la expresión de Azrael?
  2. • ¿Por qué Azrael es el ángel más poderoso de todos?
  3. ¿Por qué la muerte estaría representada por un ángel?
  4. • ¿Qué representa Salomón en esta historia?
  5. • ¿Por qué Salomón hace lo que el hombre le pide?
  6. • ¿Es el hombre realmente “piadoso y devoto”?
  7. • ¿Por qué el hombre pretendía temer por la salud de su alma?
  8. • ¿ Azrael tenía motivos para sorprenderse?
  9. ¿De qué está huyendo verdaderamente este hombre?
  10. • ¿Qué representa la India en esta historia?
  11. ¿Por qué tememos la muerte?
  12. • ¿La muerte es parte de la vida?
  13. • ¿Es posible aceptarse por completo a sí mismo?
  14. • ¿Nos habita un deseo de infinito?
  15. • ¿Por qué la objetividad nos supone un problema?
  16. • ¿Debemos aceptar pasivamente el curso de las cosas?
  17. • ¿El miedo nos impide vivir?
  18. • ¿Estamos “condenados a ser libres” como afirma Sartre?
  19. ¿El destino es una realidad?
  20. • ¿Podemos amar lo inevitable?