28 septiembre, 2017

El desafío

No puedo estar hoy en el instituto. El profesor de guardia os dará  el siguiente texto con unos preguntas que tenéis que contestar y entregármelas a mi el próximo día de clase,


¡Forman parte de ese 20% de la nota que os expliqué el primer día! Con lo que SÍ es obligatorio hacerlo!



Un joven monje regresaba de viaje, portando una carta importante para su maestro, cuando se encontró con un samurái pendenciero que lo desafió a un duelo. El monje le rogó que le dejara partir, prometiendo volver una vez cumplida su misión. El samurái aceptó y el monje se fue. Y antes de regresar, le pidió consejo a su maestro. 

- ¿Qué haré si nunca en mi vida he tocado un arma? ¡Me matará! 

- En efecto, tú vas a morir, no hay ninguna posibilidad para ti de victoria. Sin embargo yo te puedo enseñar una buena forma de morir. Tú blandirás tu sable sobre tu cabeza, cerrarás los ojos y esperarás a sentir frío en la parte superior de tu cráneo: será la muerte. 

El monje dio las gracias a su maestro y regresó al encuentro del samurái. Éste último le ofreció un sable y el duelo comenzó. A falta de algo mejor, el monje hizo lo aquello que se le había recomendado: levantó los brazos con su sable y esperó. Su actitud impasible sorprendió al samurái. En efecto, el monje estaba totalmente concentrado en la parte superior de su cabeza para saber cuándo estaría muerto, sin prestar atención alguna a su adversario. 

Ante tal gesto éste se inquietó: "Sólo un gran maestro del sable adoptaría una posición tan extraña. Y, además, cierra los ojos". Mientras que el joven monje seguía aún esperando, sin alterarse, el samurái, desconcertado, no osó atacar. Finalmente, se echó a llorar, suplicando: 

-¡No me matéis! Tened piedad de mí. Yo creía ser el mejor, pero nunca había conocido a un maestro como vos. Os lo suplico, aceptadme como discípulo y enseñadme la verdadera vía de la espada.

Comprensión 


- ¿Por qué quiere batirse en duelo el samurái?
-¿Por qué el monje acepta el combate?
-¿Por qué el maestro no propone al monje escapar del combate?
- ¿Es ingenuo el monje?
- ¿Por qué el samurái no golpea al monje?
- ¿Por qué el samurái estalla en sollozos?
- ¿Es el monje verdaderamente un maestro de la espada?
- ¿El monje y el samurái temen lo mismo?
- ¿Qué buscaba el samurái?
- ¿Qué le ha enseñado al monje el maestro?


Reflexión: razona todas tus respuestas

- ¿De dónde viene el deseo de batirse? 
- ¿Por qué tenemos miedo a morir? 
- ¿Hay “buenas” maneras de morir? 
- ¿Hay que aprender a morir? 
- ¿Es la cobardía condenable? 
- ¿Puede uno dominar sus miedos? 
- ¿Debemos siempre tener palabra? 
- ¿Son los otros un desafío para cada uno de nosotros? 
- ¿Es la ingenuidad una postura recomendable? 
- ¿Es la actitud más importante que la acción?