Examen RELIGIÓN septiembre 2019

Martes 3 de septiembre de 2019
de 18.30 a 19.30

27 marzo, 2019

MEMES 2º Pmar

NATALIA, NURIA Y ALFONSO


ALEJANDRO Y NEREA



Las parábolas (I)

Jesús predicaba utilizando parábolas, es decir, tomaba ejemplos de la vida ordinaria para que las personas que le escuchaban le pudieran entender.

Las parábolas no son fábulas, pues en ellas no intervienen animales con características humanas; ni alegorías, pues se basan en hechos reales.

La finalidad de las parábolas de Jesús es enseñar cómo debe actuar una persona para entrar en el Reino de los Cielos.

Fuente: Compartiendo Aula

http://www.amen-amen.net/RV1960/



El buen samaritano. Lucas 10, 25-37.

25 Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle:Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna?
26 Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees?
27 Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.
28 Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás.
29 Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?
30 Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto.
31 Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo.
32 Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo.
33 Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia;
34 y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él.
35 Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese.
36 ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?
37 Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.


¿VENCIÓ DAVID AL GIGANTE GOLIAT?

Que nadie se asuste cuando vea tanta letra. Es la explicación de hoy, para que los que están en Lisboa, puedan leerla. A los que estáis en clase os lo explicaré yo. TODOS tenéis copiar y contestar las preguntas que están en el final de este post.




Cuando una persona insignificante y débil se enfrenta con otra fuerte y poderosa, solemos hablar de 

David y Goliat

Estos nombres aluden a una historia bíblica, en la que se cuenta como un joven pastor con su pequeña honda logró vencer al acorazado campeón del ejército filisteo (Primer libro de Samuel 17, 1—18, 5).

Imagen relacionadaRelata la Biblia que los filisteos, los más temibles enemigos que tuvieron los israelitas, se reunieron cierto día en Efes Damim, en pleno territorio judío, para provocarlos y desafiarlos al combate. El rey Saúl, que gobernaba Israel por aquel tiempo, reunió entonces a su ejército, acampo frente a los filisteos sobre una pequeña colina, separados ambos por el famoso Valle del Terebinto, y se preparó para la lucha.

De pronto, de entre las tropas filisteas apareció un gigante llamado Goliat, que medía 3, 25 metros de altura. Llevaba en la cabeza un casco de bronce. Su pecho y sus piernas estaban cubiertas por una armadura escamada de 84 kilos. Por taba una enorme jabalina de bronce, y una lanza cuya punta de hierro pesaba 14 kilos. Delante de él marchaba un escudero para protegerlo.
Goliat se paró en medio del valle frente a las tropas israelitas y grito: “¿Para qué se preparan tanto? Que venga alguno de ustedes a pelear conmigo. Si me vence, nosotros los filisteos pasaremos a ser esclavos de ustedes. Pero si yo lo venzo, ustedes serán esclavos nuestros”.

3º Evaluación

Hecho con Padlet

2ª Evaluación

Hecho con Padlet

1ª Evaluación

Hecho con Padlet